¡Estrenos de la semana!

 Un camino a casa (Lion, 2016) 


¡Estrenos de la semana!. 

Congoja: Pena intensa e incontenible que se exterioriza con llanto. Ese es el efecto de esta multinominada al Oscar en la que un niño se pierde en las calles de Calcuta, es adoptado por una familia australiana y, veinticinco años después, hace lo imposible para reencontrarse con su familia de orígen.

Drama social y épica personal, ¨Un camino a casa¨ es una de esas experiencias cinematográficas que piden ¨pañuelitos¨ dado el torbellino emocional que se desata en el interior del protagonista. Es, además, una película que concientiza sobre el creciente flagelo de la trata de personas.

Si quieren comprobar lo elástico que puede volverse el corazón cuando la solidaridad, el coraje y el amor intervienen en la vida de una persona, no se pierdan la aventura de este verdadero león. Y sí, lleven pañuelitos.



John Wick 2: Un nuevo día para matar (John Wick: Chapter 2, 2017)


¡Estrenos de la semana!. 

Si hay algo que se agradece en esta secuela es la posibilidad de ver el trabajo de un director que despliega lo que aprendió a lo largo de su carrera como doble de riesgo. Así, todo lo que ocurre en las escenas es verosímil. No porque pueda ocurrir en la realidad sino porque el hombre tras las cámaras vuelve creíbles esas piruetas imposibles y las plasma en la pantalla con elegante contundencia.

Cine de acción como ya casi no se produce, John Wick 2 es un entretenimiento implacable que encuentra en Keanu Reeves a un protagonista de lujo.

Con media hora menos estaríamos hablando de una de las mejores películas de acción del año. Pero no, la cosa se estira y resiente la potencia física que venía creciendo a fuerza de patadas, caídas, choques bestiales y cuerpos volando por el aire.

De todos modos, tiene momentos logradísimos y resulta una opción ideal para quienes busquen un film de alto impacto.



La gran muralla (The Great Wall, 2016)


¡Estrenos de la semana!. 

Cuenta la leyenda que un ejército chino con armaduras de colores tenía que combatir contra los Tao Teis, bestias dientudas que detestaban la codicia humana.

 ¨La gran muralla¨ se enfoca en uno de esos episodios bélicos. Y lo hace desplegando una creativa táctica de ataque y defensa que vuelven interesantes las casi dos horas que dura la película.

Ni más ni menos que eso: un cuento bien contado, con Matt Damon al frente del elenco y muchas escenas de acción que, si bien desbordan de efectos digitales, están al servicio de la narración.

Entretiene, que no es poco.


 

La cura siniestra (A Cure for Wellness, 2016)

¡Estrenos de la semana!. 


Fallida es una palabra que, lamentablemente, le sienta bien a ¨La cura siniestra¨. Tras una primera hora muy prometedora, esta historia oscura y repleta de momentos truculentos pierde los estribos y, lejos de llegar a una creativa locura, se empantana en un guión donde prevalece la confusión.

Tiene virtudes, pero éstas no logran amalgamarse en un relato cohesivo, con lo cual el ambicioso diseño de producción, las escenas tenebrosas y los espeluznantes efectos especiales quedan a la deriva. Así, lo que podría haber sido un perturbador descenso a los infiernos termina siendo un rompecabezas infernal que no se termina de armar.



La llamada 3 (Rings, 2017)

¡Estrenos de la semana!. 


Vuelve el videocassette maldito que condena a muerte a quienes ¨le dan play¨. La buena noticia de esta tercera parte es que sus productores encontraron a una efectiva actriz de orígen italiano para reemplazar las caras asustadas de Naomi Watts. Si a este hallazgo le sumamos una interesante fotografía y talento para crear climas inquietantes podemos decir que ¨La llamada 3¨ superó mis expectativas.

No va a revolucionar la historia del cine pero tiene la clara intención de no bajar la vara de la original, algo que en el adocenado género de terror es digno de resaltar.


 


 

 

 


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

¡Llegaron los Estrenos de la Semana!

Nosotros y los miedos. ¡La opinión de Esteban Coletti!

¿Se viene el final de Los Simpson?

Ya no tiene el mismo éxito que antes.