Amy Winehouse no mejora

Luego de suspender la gira, la cantante no puede resolver su adicción al alcohol.

Amy Winehouse no mejora


Tan peligrosa es la situación que su entorno está muy preocupado por su salud y, no es para menos, la semana pasada la inglesa se desmayó unas 3 veces por tomar vodka.
Un amigo de la diva dijo: "Amy está constantemente fuera de control con el consumo de vodka. Está perdida en su casa en el norte de Londres tomando. Tres veces se desmayó".
La última presentación de la artista fue en Belgrado, capital de Serbia, cuando subió al escenario para dar su show totalmente alcoholizada e incoherente.