Madonna adoptó un niño africano

En su visita a Malawi

Madonna defendió ayer su decisión de adoptar a un niño en Malawi (Africa) y dijo en que actuó conforme a las leyes del país africano.

En sus primeras declaraciones sobre David Banda, de un año, la reina del pop aseguró en un comunicado que espera que su adopción se haga permanente una vez que pase el período de prueba de 18 meses exigido por las autoridades de Malawi.

"Hemos atravesado el proceso de adopción conforme a la ley, como todo el que adopta a un niño. Los reportes que dicen lo contrario son totalmente erróneos", dijo la artista en un correo electrónico tras reunirse con el menor en su mansión de Londres.

Madonna dijo que ella y su esposo, el cineasta Guy Ritchie, iniciaron el proceso de adopción "muchos meses antes de nuestro viaje a Malawi", pero que no lo habían revelado por tratarse de un asunto privado.

"Tras enterarnos de que había más de un millón de huérfanos en Malawi, quise abrir nuestro hogar y ayudar a un niño a escapar una vida de extremas dificultades, pobreza y en muchos casos la muerte, así como agrandar nuestra familia", dijo Madonna.

"Esta no fue una decisión o un compromiso que mi familia o yo tomamos a la ligera", agregó.

Madonna confirmó que tras cumplirse los 18 meses de evaluación su familia "espera hacer esta adopción permanente".